lunes, 1 de septiembre de 2014

La historia de como me hice mujer...

No he podido evitar recordar mi preadolescencia, en la que empezaron a darnos charlas en el colegio sobre los cambios que iba a ir sufriendo nuestro cuerpo. Las chicas tendríamos la menstruación, convirtiéndonos así en "mujeres peligrosas sexualmente hablando".

Nos daban muestras de compresas, de tampones, nos preguntábamos cuando llegaría ese gran momento de nuestras vidas, porque lo esperábamos con ansia aunque ahora deseemos cortarnos las venas antes de que nos baje la regla.

Y aquí va mi bochornosa historia de cuando me convertí en mujer

Yo tenía 12 tiernos años, y continuamente volvía a casa cargada con packs de compresas y tampones sin aplicador. Entre las chicas de clase, nos preguntábamos quien sería la primera "afortunada" en dar este gran paso, incluso alguna, pintaba compresas para hacerse pasar por "mujer". Increíble, pero cierto.

Llegó el verano. Y llegó el 9 de Julio de no me acuerdo que año. Yo estaba en casa de mis abuelos, y como cada miércoles, mi tía me llevaba en su vespino al cine "DENIA"

Siempre veíamos dos películas seguidas, y aquel día, entre película y película, fui al baño. Allí me encontré con un manchurrón que tenía toda la pinta de ser mi querida y amada regla.
En aquel momento, miré hacia las paredes, la puerta, me puse muy nerviosa y pensé "Joder no... ahora esto no me gusta nada, ¿qué narices hago?"

Todo lo que me habían enseñado no sirvió para nada en aquel momento. Volví a mi asiento en el cine, miré a mi tía y le dije: "Me ha bajado la regla".
Mi tía se emocionó mucho, empezó casi a gritar de la emoción y yo me asusté. Debió de verme la cara desfigurada porque me dijo "¿va en serio?". Aproveché el filón y le dije "no, era una broma".

Pensé que lo mejor sería mantenerlo en secreto porque no podía permitir que nadie se enterase. No había manchado gran cosa, así que no diría nada a nadie. Eso si, sentía que lo llevaba escrito en la cara.

¡TENGO LA REGLA!

Aquel día sentía que todo el mundo me miraba mientras caminábamos por la calle , y cuando le pregunté a mi tía si tenía algo en la cara, ella me dijo: "te miran porque eres guapa". ¡Si es que me da la risa cada vez que recuerdo aquel día!

Llegué a casa y fui corriendo al baño. Mi abuela, que es joven, lo era aún más por entonces y seguía teniendo la regla. Pero ella usaba esas horribles compresas de Ausonia noche las cuales estoy segura que si las hechabas al mediterraneo nos quedariamos no solo sin agua sino tambien sin media españa porque con lo gordas que eran deberían absorver lo minimo eso. Mi tía usaba tampones, y eso lo vi tan complicado que ni me lo planteé.

No había ni una sola compresa normal en casa, como esas que me daban en los packs del colegio. Decidí que lo mejor que podía hacer era ponerme salvaslips. Se me acabaría la regla y nadie se enteraría. El mes siguiente yo ya estaría en casa de mis padres y me sentiría mejor.

Pasó el miércoles y el jueves. Me quedé sin bragas limpias porque los salvaslips eran incapaces de hacer la función de una compresa (en serio, no lo intentéis). El viernes por la mañana, desperté con la cama mojada (es asqueroso, lo sé). Parecía que Jack el destripador había pasado esa noche por allí.
Sábanas y colchón. Todo. ¿Cómo narices iba a esconder yo eso? Era imposible.

Me levanté, con todo el pijama del mismo color que las sábanas y el colchón, y fui hacia el salón. Precisamente mi abuela estaba hablando por teléfono con mi madre. Me acerqué a ella y le dije de mala leche: "Me ha bajao la regla".

Y vino la locura.

Mi abuela se puso a gritar al teléfono, contenta y feliz de que su nieta ya se hubiera convertido en mujer. Mi madre manifestaba su alegría por el otro lado del teléfono. Los gritos despertaron a mi tío, que salió de su habitación y dijo "Joder! ya nos hemos enterado todos de que a la chiquilla le ha bajado la regla!" y apareció mi tía y dijo "O sea, ¿que era verdad?".

Yo no sabía donde meterme, ¡qué vergüenza!

Le conté a mi abuela que llevaba días escondiéndolo y que no tenía bragas para ponerme. Emocionada la mujer, me llevó corriendo al súper a comprar mis primeras compresas, mientras que por el camino, iba contando la buena nueva a todo el pueblo. HORRIBLE.

Cuando llegó septiembre y la vuelta al cole, lo primero que preguntaron las chicas de clase fue si había alguna afortunada a la que le hubiera venido la regla. Sólo éramos dos y mientras las demás se morían de envidia, nosotras les jurábamos y perjurábamos que no molaba nada.

Y esa es la historia de cómo me convertí en mujer...

Hoy no voy a deciros que os suscribais ni que me sigais en twitter...no hasta que esto salga de vuestras mentes...

2 comentarios:

  1. jajajaajajjajaja me he reido mucho...ajajaja pedazo de compresas las de tu abuela! ajjajajaj me meoo señor..jajaja
    es inclreible como todas las chicas estaban impacientes por saber quien seria y quien la tenia.. en mi clase era igual y yo en plan: Dios me libre de eso!! jaja
    Yo recuerdo que me vino una noche de verano, despues de venir de la feria fui al baño y fue en plan: EH?! creo que lo pille tambien fue un salvaslip que ahora que lo pienso el nombre tiene su logica eeh! jajaaja, nunca me habian hablado de la regla, solo que venia sobre mi edad, que venia cada cierto tiempo y que no te podias bañar en la piscina jajajaj.
    Yo tampoco dije nada xd hasta que entro al baño mi hermana y como no se lo contó a mi madre,mi madre a la vecina (su hija iba conmigo) la vecina a su hija, la hija a su amiga, la amiga a su madre y entre todas las chicas YO era una más a la que le habia llegado el momento.. Recuerdo que la hija de la vecina estaba hablando del tema con su prima pequeña y dijo: no duele nada, a que no Paula?.. Levante la mirada, estaba en silencio mientras que mi mente estaba en plan: AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHH!!!. Y dije: yo que se... la capulla ya lo sabia y bien que me lo hizo notar.. -.- no fue un momento bonito..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA hoy en día cuando nos acordamos nos reímos de ello y decímos que inocentes eramos en ese tiempo jajaja y lo nuestro era más normal pero había chicas que incluso lo celebraban como un cumpleaños invitando a las amigas y tal pero eso solo eran las tipicas pijillas jaja. A mi las niñas me decían que era peor que parir, que no podías andar bien...en fin...cosas de niñas jajaja. JAJAJAJA tu también tienes tu experiencia bochornosa por lo que veo jajajaja ayer mismo fui a la playa y me bañe con la regla y todo y mis amigas flipando porque no me puse nada más que una compresa jajaja y yo esque haber si vengo a la playa es para bañarme y punto. JAJAJAJA.

      Eliminar